Publicado el Deja un comentario

Receta de pestiños andaluces saludables

La receta de pestiños es una receta tradicional andaluza con orígenes moriscos, fruto de los siglos de dominación musulmana.

Se trata de un postre que tradicionalmente se consume en carnavales y pascua, es un cuadrado o rectángulo cerrado en forma de pañuelo y frito, siendo la principal discusión si se pintan de miel o se rebozan en azúcar.

En casa desde muy pequeña siempre hemos hecho este dulce y nunca nos poníamos de acuerdo en el «toque final», aunque he de reconocer que siempre he sido fan del rebozado en azúcar y canela.

Desde hace mucho tiempo en casa cuidamos mucho todo lo que comemos buscando siempre una alternativa más saludable y es por eso que queremos compartiros esta receta para que también podáis disfrutarla, además cómo algunos que me conocéis desde hace tiempo sabéis que mi padre es diabético y siempre hemos buscado en casa reinventar las recetas «clásicas» por una versión más sana para que todos puedan disfrutarla.

Así que sin más miramientos aquí va nuestra versión de los «pestiños de semana santa» sin freír, sin azúcar rebozada ni miel, apta para  veganos y para diabéticos.

¡Allá vamos!

Ingredientes

Para unos 30-40 pestiños tamaño mediano:

    • 3 tazas colmadas de harina – nosotros hemos usado un mix de harinas que tenemos en casa: harina de espelta, cebada, trigo integral y avena integral.
    • 1/2 taza de AOVE.
    • 1/2 taza de Sambuca – Nosotros usamos esta bebida porque tenemos en casa, pero puedes usar si no las siguientes mezclas: 1/2 tz de Anís o 1/2 tz de vino blanco y semillas de anís verde.
    • Cáscara de medio limón.
    • 1 cc de levadura química estilo Royal.
    • Para rebozar en «azúcar»: Canela en polvo y eritritol 0%
    • Para rebozar en «miel»: Sirope de agave y agua.

¿Cómo lo preparamos?

    1. Calentamos en un cazo el aceite de oliva con la cáscara de limón (si no usas licor de Anís o Sambuca, debes echar en este punto las semillas de anís verde). Lo dejamos que caliente a temperatura media y apagamos, dejamos que así suelte todo el aroma. Dejaremos enfriar por completo.
    2. En un bol añadimos la harina, la levadura , mezclamos bien y reservamos.
    3. Una vez que esté el aceite frio, lo colamos y lo vertimos sobre el bol de harina. Si te gusta encontrar semillas en los pestiños puedes dejarlo sin colar.
    4. Añadimos también la 1/2 taza de Sambuca, anís o vino blanco y removemos todo con las manos hasta que se empape toda la harina y quede una masa que se despegue del bol. Tiene que tener una consistencia blanda pero estable, como una plastilina blanda.
    5. Haz pequeñas bolas de masa y estíralas sobre un papel encerado con el rodillo de forma que solo tenga 1-2 mm de grosor. Precalienta el horno a 180ºC.
    6. Con un corta pastas o un corta pizzas haremos formas rectangulares o cuadradas del tamaño de unos 6 cm.
    7. Pliega dos esquinas opuestas hacia el centro haciendo la forma de un pañuelo cerrado.
    8. Reserva sobre una bandeja de hornear reutilizable o otro papel encerado, de manera que no estén muy juntos los pestiños.
    9. Hornea con calor arriba y abajo unos 15-20′ dependiendo del horno, haz que se doren pero que no se tuesten demasiado para tener la textura perfecta.
    10. Déjalos enfriar unos 10′ y es hora de darles el toque final:-Para los rebozados en «azúcar» nosotros hemos usado 2 cc de Eritritol en un bol y 1 cc de canela (ha sobrado mezcla, pero es para que se rebocen bien), introduce el pestiño por ambos lados y reserva.
    11. Para los rebozados en «miel» nosotros hemos usado 1 c de sirope de Agave y 2 c de agua, introduce el pestiño por ambos lados y reserva.
    12. Una vez que tengas ya todos listos, viene la mejor parte… ¡degustarlos! ÑAM!

Te aconsejamos que para que se mantengan más frescos los guardéis en un recipiente hermético, no puedo decir cuánto duran de tiempo en la alacena, porque no duran más de 4 días. Nosotros además hacemos siempre una cantidad grande para poder repartir entre amigos y conocidos.

Esperamos que os haya gustado y que nos dejéis vuestros comentarios cuando probéis la receta, recordad que podéis siempre cambiar o añadir ingredientes, ¡que no falte nunca la imaginación en la cocina!

Y bien, ¿Cuál es vuestra forma preferida de consumir los pestiños? Os leemos en comentarios.